Presentación del tratamiento de micropigmentación 3D de la aureola mamaria y pezón. / HOY

El Área de Salud Don Benito-Villanueva de la Serena implanta la micropigmentación mamaria 3D

Esta técnica prestará servicio a todas las mujeres intervenidas de cáncer de mama.

Soledad Gómez
SOLEDAD GÓMEZ

La micropigmentación 3D de la aureola mamaria y pezón acaba de incluirse en las prestaciones del Área de Salud Don Benito-Villanueva de la Serena. Así fue presentado en el propio centro hospitalario, con la presencia de profesionales del hospital, pacientes las asociaciones oncológicas AOEX y AECC, quienes podrán captar a mujeres candidatas para finalizar su tratamiento estético.

La sección de Patología Mamaria del Servicio de Cirugía General del Hospital Comarcal ya dispone de esta técnica para la atención de, al menos, un centenar de mujeres intervenidas de cáncer de mama. Se trata de una actuación que se lleva a cabo tras la finalización del tratamiento reconstructivo, en los casos en qye se requiere la normalización de la imagen estética de la mama, disminuyendo así el impacto psicológico de la pérdida, según informa el SES.

Con una inversión material de 3.000 euros para el equipamiento técnico, la sección de Patología Mamaria, liderada por el doctor Francisco González, ha contado con la incorporación de Carolina Parra, enfermera titular del CS Don Benito Oeste y máster universitario en pigmentación mamaria.

Tras una década en funcionamiento, la Unidad de Mama continúa su evolución con nuevos efectivos y técnicas quirúrgicas hasta completar el proceso reconstructivo, para el que antes había que desplazarse a las unidades de Badajoz o Cáceres, como se explicó durante la presentación de esta nueva prestación.

Esta técnica prestará servicio a todas las mujeres intervenidas de cáncer de mama. La asistencia a las pacientes se realizará desde la propia Unidad de Mama de aquellas mujeres que actualmente estén en tratamiento y, a través de orden clínica, desde Atención Primaria de aquellas mujeres que estén de alta de la unidad.

La dos primeras mujeres tratadas han recibido la primera sesión de las dos que necesitan, y han expresado su alegría y satisfacción a los profesionales implicados en la técnica.