Juanma Pavón y Juan Carlos Gómez. / E. Domeque

Villanovense contra Don Benito, el verdadero derbi de la temporada

Separados por menos de 5 kilómetros, ambos equipos se enfrentan con la futura fusión como telón de fondo y, en lo deportivo, la necesidad de ganar para los rojiblancos

Estrella Domeque
ESTRELLA DOMEQUE

Ilusión y ganas son las palabras en las que coinciden Juanma Pavón y Juan Carlos Gómez en la antesala del derbi más especial de la temporada. Los entrenadores de Villanovense y Don Benito afrontan de esa manera el duelo de las Vegas Altas, aunque con matices. Para el técnico serón se trata de un partido especial, mientras en el lado rojiblanco prefieren presentarlo como un partido diferente, pero con los mismos tres puntos en juego.

«Para nosotros no es un partido cualquiera, somos conscientes de este partido y lo tenemos que preparar de la mejor manera posible. Los jugadores que llevan más tiempo aquí en el Villanovense, sobre todo los de casa como Tapia, Pajuelo o Javi Sánchez, nos vienen hablando estos días de la importancia que tiene el derbi para ellos, para nuestros aficionados y todo lo que conlleva», expresaba en la previa Juanma Pavón sobre esta primera cita de la temporada entre ambos que tendrá a los serones como anfitriones.

En el lado contrario, prefieren abstraerse de todo el ruido exterior. «No leo, no estoy al tanto y tampoco estoy mucho en la calle esta semana. Estamos preparando una semana especial, pero estamos trabajando como lo venimos haciendo habitualmente. Intentando dar tranquilidad a los jugadores, que no haya una motivación extra, ni una relajación. Empezar a leer y escuchar comentarios creo que no sería bueno para la plantilla. Tienen que estar en una burbuja, saber que es un partido especial, pero que son tres puntos», dice Juan Carlos Gómez que espera que en este partido llegue la primera victoria, «sería lo más adecuado en un derbi como este, sería ideal».

Esa motivación ha sido la principal preocupación del técnico sevillano basándose en su experiencia como jugador: «Los detalles siempre marcan los partidos, no sólo los derbis. He tenido la suerte de vivir como futbolista dos de los derbis más importantes de España como el Atlético de Madrid – Real Madrid y el Sevilla – Betis y cualquier motivación extra te condiciona y te hace perder los partidos».

Para Juanma Pavón, lo principal es el factor de jugar como local, delante de su afición. «Llegamos muy ilusionados, con muchas ganas de que llegue el domingo y sobre todo para brindar a nuestra afición una victoria en nuestra casa», afirma sobre un partido en el que no podrá contar con Javi Sánchez, uno de los emblemas del conjunto serón, que aún no se ha recuperado, pero está transmitiendo esa ilusión por el derbi a todo el vestuario: «No está aún disponible, pero le encantaría participar en este partido».

Un verdadero derbi

Todos coinciden al asegurar que se trata de un partido más y que no hay más que tres puntos en juego, pero lo cierto es que cuando se enfrentan Villanovense y Don Benito la palabra derbi recupera toda su esencia y su significado. Esa sana rivalidad llega en un momento muy diferente para ambos, con los serones mejor posicionados tras un buen arranque, mientras los rojiblancos aún no saben lo que es ganar esta temporada y eso hace que las miradas empiecen a centrarse en Juan Carlos Gómez. Pese a ello, ambos se juegan los mismos tres puntos esta tarde.

«No es un partido cualquiera y tratarán de sacar su mejor repertorio, espero un partido igualado independientemente de lo que diga la clasificación ahora mismo y los puntos que lleve cada equipo», afirmaba en la previa el hoy técnico local, Juanma Pavón, que vio al Don Benito en pretemporada y destaca la calidad arriba del cuadro rojiblanco. Un partido en el que Pavón cumple su segundo partido de sanción y que se perderán también por ese mismo motivo Lobato y Seth.

En el Don Benito, Juan Carlos Gómez no podrá contar con Carlos Garrido ni Álex Jiménez, ambos lesionados. «Entiendo que es un partido especial para el Villanovense, un equipo que en casa es muy intenso y aguerrido, que defiende muy bien y aprovecha muy bien los errores del contrario. Tenemos que igualar su intensidad», indicaba el técnico andaluz, que apela a la tranquilidad de los suyos.