Los zócalos para sentarse que rodeaban las palmeras han sido eliminados. / S. GÓMEZ

Desaparecen los zócalos de las palmeras para ganar amplitud

El espacio lateral exterior de la iglesia está siendo reformado pensando en los peatones.

Soledad Gómez
SOLEDAD GÓMEZ

El espacio lateral de la iglesia de la Asunción que da al parque municipal está siendo reformado con el objetivo de ganar en amplitud para los peatones. Dicho lugar cuenta con un total de doce palmeras cuyos zócalos de piedra han sido derribados, dejando al descubierto la raíz de estos árboles.

Con esta actuación, llevada a cabo conjuntamente por Urbanismo, Obras y Servicios, Parque y Jardines, y Medio ambiente, quedará más espacio libre «ya que los zócales, que estaban habilitados para que los viandantes se sentaran, no eran muy utilizados, a la vez que hacían bulto en un espacio reducido», señala el concejal de Agricultura y Medio ambiente, Zacarías Reyes.

Dicho espacio anexo a la plaza ha sido remodelado en dos ocasiones anteriores, aunque ahora tendrá un nuevo aspecto, después de iniciar las obras hace una semana, con personal y medios municipales. Está previsto que la intervención finalice dentro de quince días.

Con esta intervención la parte inferior de las palmeras, que quedaba oculta por el zócalo, será cortada para quedarlas a nivel. Reyes especifica que dichas raíces salientes no son de sostén sino de alimentación, por lo que no sufrirán daño alguno. «Hace dos meses ya probamos a actuar en una de las palmeras en este sentido y ha evolucionado bien», explica.

Del mismo modo, se continúa con la poda de hojas de las palmeras para provocar un saneamiento y rebrote, así como con tratamientos con endoterapia para combatir y prevenir plagas, como el picudo rojo.