Borrar
Estrella Domeque
La patatera ibérica triunfa en Roma en el Día de la Hispanidad

La patatera ibérica triunfa en Roma en el Día de la Hispanidad

Los dueños del restaurante Macarraca han llevado 800 tapas de ensaimada rellena de este embutido extremeño a la embajada española

Alba Baranda

Sábado, 14 de octubre 2023, 13:02

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Cuando Josemi Martínez Pi ganó el pasado mes de abril la tercera edición del concurso nacional 'Tapa Alimentos de España', celebrado en el Salón Gourmets de Madrid, no se imaginaba que seis meses más tarde iba a estar en Roma elaborando 800 tapas de ensaimada planchada con patatera, un bocado ya emblemático de su recién abierto restaurante Macarraca.

Josemi, en el centro, con Mercedes Rincón a su izquierda y María José San Román a su derecha, junto a otras personas del equipo.
Josemi, en el centro, con Mercedes Rincón a su izquierda y María José San Román a su derecha, junto a otras personas del equipo.

Pero sí, lo hizo. Junto a Mercedes Rincón, también propietaria y cocinera del proyecto asentado en Villanueva de la Serena, se presentó este jueves en la embajada española de Roma para dar a conocer este embutido extremeño. Esta acción, organizada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, era parte del premio. «La patatera es un producto que no se conoce casi nada fuera de la región, y como la línea de Macarraca es apostar por lo extremeño y dar voz a lo menos conocido, hemos decidido llevar 400 ensaimadas, que se parten a la mitad, así que había para 800 personas», cuenta a En Salsa. Además, la ensaimada hace un guiño a los últimos años que esta pareja ha estado viviendo y trabajando en las islas Baleares.

Con motivo de esta fiesta nacional, todas las embajadas de España en el mundo celebran una recepción. En Roma hubo unos 1.500 asistentes. En primer lugar, la galardonada cocinera María José San Román elaboró dos tapas, cocinando 300 unidades de cada una. Acto seguido, Mercedes y Josemi hicieron lo propio con su ensaimada planchada. La acogida fue tal que algunas personas repitieron, pero fueron muchísimas más las que se interesaron por la patatera, hasta tal punto que solicitaron a los cocineros extremeños que la enviasen desde España o que abriesen un punto de venta en Roma.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios