Borrar
Protesta de este miércoles a las puertas del centro. E. DOMEQUE

Trabajadores de la residencia Felipe Trigo: «Esto se cae a cachos, necesitamos soluciones»

Más de medio centenar de empleados han comenzado este miércoles concentraciones a las puertas del centro residencial pidiendo mejoras de instalaciones y personal

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Miércoles, 6 de marzo 2024, 13:30

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Trabajadores de la residencia de mayores Felipe Trigo, en Villanueva de la Serena, han comenzado miércoles, 6 de marzo, una protesta a la entrada del centro residencial para pedir que se atiendan sus reivindicaciones ya trasladadas tanto a la dirección del centro como al Sepad a través de una reunión celebrada hace unos días.

«Se ha intentado muchas veces muchas veces por parte de los sindicatos y muchas veces por parte de gerencia, lo que pasa es que ya llega un momento en el que hemos dicho 'Si no hacen caso, vamos a ver si los trabajadores saliendo a la calle y nos escucha la ciudadanía y nos hacen un poquito de caso», explica María del Mar Casco, una de las trabajadoras, que avanza que van a protestar a las puertas del centro todos los miércoles a la misma hora.

Su objetivo es que la Junta de Extremadura trace una hoja de ruta que recoja sus peticiones. «No nos han prometido nada, por lo que no tenemos expectativa alguna», explica, «sabemos que las cosas no se hacen de un día para otro, pero es que ni siquiera nos han prometido nada».

Así, denuncian falta de personal en todas las categorías, «muy acentuado los fines de semana y que con las peticiones del centro no creemos que se solucionen dichas carencias». Por otra parte, reclaman que hay instalaciones y materiales en mal estado, obsoletos o que no funcionan correctamente, «recordamos que es un centro abierto en el año 2000 en el cual se han llevado pocas modificaciones». En ese sentido, insisten en que existe un problema muy importante de climatización, «que llevamos arrastrando años».

Asimismo, sostiene que se necesita un servicio de seguridad, ya que el centro ya no solo es un centro de personas mayores de edad avanzada, sino que por diferentes motivos sociosanitarios están llegando residentes que rondan los cincuenta años.

En cuanto a digitalización, argumentan que sería necesario llevar a cabo una actualización de medios informáticos.

Piden soluciones

«Tras la reunión todo quedó en prometernos que le diéramos tiempo, pero nosotros ya no queremos tiempo porque esto se cae a cachos, ya necesitamos soluciones y una hoja de ruta en la que se nos diga cómo se va a solucionar el tema de personal, material y seguridad, además de la climatización del centro», afirma Francis Romero, otra de las portavoces de los empleados.

Esta primera concentración ha contado con más de medio centenar de trabajadores que sostienen que no cuentan con el respaldo de la dirección del centro; además, denuncian algunas agresiones puntuales por parte de pacientes y un reciente intento de robo. «No tenemos respuesta de la dirección, aparte de que ellos dicen que han pedido todo y que a ellos no les hacen caso», dice Romero.

Por otra parte, señalan el apoyo de familiares de residentes del centro que respaldan muchas de sus reivindicaciones. «Nos apoyan porque ven que la calidad de vida de los residentes empeora, así es imposible dar una atención digna», denuncia esta trabajadora, «muchos familiares ya han emitido quejas sobre la climatización del centro porque el calor en las habitaciones puede llegar a ser inhumano».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios